Ya tengo mis minis pero...¿y ahora qué?

Hola de nuevo miniplanter!! 

Esperamos que el encuentro con tus minis haya sido ido genial y ya te encuentres disfrutando de su compañía. 

Aparecemos de nuevo en tu bandeja de mail porque sabemos que esto de ser madre/padre de una miniplanta no es nada fácil, y queremos ayudarte en el proceso para que consigas hacer crecer a tus bebés sin problemas.

Si ya has vivido la experiencia de adoptar una miniplanta en casa, sabrás que es una aventura increíble, ya que no hay mayor satisfacción que la de observar cómo las primeras hojas nuevas de tu mini se abren camino.

Si es tu primera vez, agárrate fuerte y disfruta de la experiencia!

Y como todo lo bonito cuesta, hemos recopilado información que creemos que puede venirte bien en algún momento, y quizás salvarte a ti y a tu mini de un adiós prematuro.

Lo primero de todo! El transplante.

Sobre el proceso ya has recibido un mail, además de la tarjeta con las instrucciones. Hasta aquí todo ok. 

Sin embargo, nos gustaría hacer hincapié en algún proceso que es recomendable seguir a la hora de recibir una nueva planta en casa, independientemente de su tamaño.

Cuando las transplantes, revisa las hojas de tu mini por si pudiera haber algún bichito. No es lo normal pero puede ocurrir. Si es así, sepárala del resto de tus plantas y aplica un fungicida durante las próximas 2 semanas.

Si no hay bichitos, igualmente es recomendable aplicar una mezcla preventiva, como jabón potásico + agua para evitar futuras apariciones de plagas. Este procedimiento puedes hacerlo tanto con una mini como con una planta grande.

Abonar, ¿sí o no?

En principio, cuando transplantas una planta, el sustrato nuevo está lleno de nutrientes que funcionan como abono durante al menos el primer mes. Es por ello, que desde el transplante, y más cuando la planta es pequeñita, es recomendable abonar pasado un mes.

Sin embargo, si notas que a tu mini le falta fuerza, puedes abonarla a la semana después de transplantar. 

Los riegos y la fórmula que funciona

Sabemos que el saber cuando regar tu planta es un rollo, y muchas veces es el problema principal. Por ello, nosotros te aconsejamos que para las plantas que requieren de unos riegos más difíciles, como pueden ser las Monsteras, las Begonias y las Calatheas, te hagas con unos medidores de riego inteligentes que te ayuden a saber cuándo regar tu planta.

Pero también puedes guiarte por esta norma:

- Plantas:

En verano regar cada dos días o incluso cada día en el caso de los helechos, así como pulverizar si lo necesitan

En invierno con regar una vez a la semana debería valer

- Cactus y crasas:

En verano regar una vez cada dos semanas 

En invierno regar una vez al mes

Igualmente, conviene que vayas revisando lo que tu planta necesita. Si necesita que el sustrato se seque entre regados, deberás observar cada cuánto pasa esto. 

Si por el contrario necesita un sustrato más húmedo, tendrás que aprender a darle humedad sin llegar a regar, como pulverizando la superficie del sustrato.

Sabemos que es mucha información, pero keep calm! Investiga todo lo que puedas sobre tu mini. Tienes mucha información en nuestra web pero también puedes investigar en foros, blogs...cuanto más aprendas, mejor os llevaréis tu miniplanta y tú :)